Architectural Design Archive
un justo exceso
La gran extensión de la Casa de Campo hace difícil su completo disfrute. Las actividades ligadas a su historia han ido desapareciendo y las infraestructuras que favorecen su conexión con la ciudad son pocas. El teleférico es una de ellas.

En la actualidad dicho transporte conecta A con B, dos viejos edificios que alojan la maquinaria de este medio de transporte sin ningún interés lúdico, cultural o paisajístico. Mi intención es por tanto recuperar la infraestructura del teleférico para a su vez fortalecer el parque de la Casa de Campo.

Tras un análisis de los diferentes hitos del parque, se elige un posible camino que une trece de ellos. Se convertirán así en las nuevas estaciones: trece follies, locuras en inglés, excesos, según como se miren. Lugares que históricamente han alegrado el paseo del viandante quien, absorto, recorre el parque siguiendo el camino que marcan sus construcciones.